Sidor.com > Noticias > Destacamos > Ferresidor expenderá entre 36 y 40 mil toneladas de cabillas durante 2012
Ferresidor expenderá entre 36 y 40 mil toneladas de cabillas durante 2012 PDF Imprimir
(Prensa AVN) El director de Promoacero de Sidor, Néstor Astudillo, informó que estos establecimientos fueron creados como un mercado alternativo para la distribución y venta de materiales de construcción a los consejos comunales y público en general. En ellos se distribuyen cabillas de 1/2 pulgada y 3/8 pulgadas, con una longitud de 12 metros, a un precio regulado de 23,27 y 14,13 bolívares, respectivamente.

Señaló que en 2011 en estos establecimientos se distribuyeron 21.938 toneladas de cabilla que adquirieron 126.157 personas.

A través de un recorrido efectuado por comercios de expendio de materiales de construcción de la ciudad de Caracas, se pudo constatar que cada cabilla de 1/2 pulgada y 6 metros se vende a un precio promedio de 65 bolívares, mientras que el costo de las de 3/8 y 6 metros oscila en 40 bolívares.

De este modo los venezolanos que acudan a cualquiera de los siete Ferresidor ubicados en San Félix (Bolívar), Barcelona (Anzoátegui), Maturín (Monagas), Ocumare del Tuy (Miranda), Barinas (Barinas), Coro (Falcón), y San Carlos (Cojedes), podrán ahorrar más en la compra de estos insumos.

Para la construcción de una vivienda de 70 metros cuadrados se emplean 140 cabillas de 12 metros, de las cuales 80 son de 1/2 pulgada y 60 de 3/8, por lo que el costo de estos materiales en un Ferresidor se ubicaría en 4.071 bolívares, mientras que en un establecimiento privado ascendería a 15.200 bolívares (73,21 % más).

Proyectos del Estado


Néstor Astudillo indicó que en la actualidad Sidor produce mensualmente 30.000 toneladas de cabilla, mientras que la producción de la Siderúrgica del Turbio (Sidetur) se ubica entre 26.000 y 28.000 toneladas y la Siderúrgica del Zulia (Sizuca) 10.000 toneladas.

Destacó que 90% de la producción de cabillas está destinada a los proyectos del Estado: "74% se utiliza para la edificación de las unidades de la Gran Misión Vivienda Venezuela y otro 16% a la construcción de grandes obras de infraestructura como el Tercer Puente sobre el Orinoco, el sistema ferroviario y el fortalecimiento del sector eléctrico, mientras que el 10% restante se distribuye a los Ferresidor de todo el país".

Explicó que para garantizar la distribución oportuna y transparente de cabillas, en 2011 se instaló una mesa técnica de trabajo integrada por voceros del Control Obrero de Sidor, consejos comunales y de la gerencia de Promoacero, lo que ha hecho posible garantizar la distribución oportuna y transparente de cabillas.

"A partir de julio de 2011, y gracias a la implementación de un proceso de gestión colectiva, se pudo erradicar a las mafias que se habían creado para desviar estos insumos y crear un mercado especulativo, se trabajó en 4 áreas (ventas, procesos y sistematización, controles administrativos y compras)", subrayó.

Asimismo, señaló que la nueva metodología, que incluye un control previo y uno posterior de las ventas, promueve la contraloría social.

De este modo, en cada establecimiento funcionan mesas de trabajo (integradas por trabajadores de cada sucursal y voceros de los consejos comunales), que se encargan de revisar todos los requisitos, aprobar las ventas y constatar que el material se utilice de acuerdo al uso previsto.

Apoyo a obras de infraestructura


Durante el 2011, las cabillas distribuidas por los Ferresidor fueron empleadas en la construcción de más de 560 obras de infraestructura de interés social.

Entre éstas figuran las ejecutadas por las Gobernaciones y Alcaldías de los estados Anzoátegui, Barinas, Bolívar, Falcón, Monagas, así como una serie de proyectos de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec), CVG Alcasa, CVG Bauxilum, CVG Venalum, el Hospital Militar de Barquisimeto (Lara), la empresa estatal Pulpaca, la Universidad de Puerto Ordaz y el Ministerio del Poder Popular para la Defensa.

Asimismo, la distribución de estos insumos brindó apoyo al desarrollo de una serie de proyectos habitacionales llevados a cabo por los consejos comunales en articulación con el Consejo Federal de Gobierno.
 
Más información