Imprimir

Alfredo Maneiro

 

maneiroAlfredo Maneiro nació en Caracas el 30 de enero de 1937, “era descendiente de los próceres de la Independencia Manuel y José Joaquín Maneiro”. Estudió su primaria en la Escuela Experimental Venezuela y la secundaria en el liceo Andrés Bello de Caracas. Durante su época adolescente ingresó en la juventud comunista, incorporándose a la lucha política contra el gobierno de Marcos Pérez Jiménez. Entre 1955 y 1959 estudió 2 años de derecho en la Universidad del Zulia, regresando a Caracas para continuar con el activismo político, logrando ascender hasta el Comité Central del Partido Comunista.

Tras dejar sus años como guerrillero y debido al resquebrajamiento que sufrió el Partido Comunista, en 1972 se incorporó a la Universidad Central de Venezuela (UCV) donde inició estudios de filosofía obteniendo su licenciatura en 1977, paralelamente a sus estudios encabezó un trabajo político que dio como resultado la creación de la “la Causa R”.
Maneiro fue un filósofo urbano y se le conoce como el fundador del movimiento siderúrgico de los matanceros y el nuevo sindicalismo. Su trabajo representó un movimiento de vanguardia que buscó dejar atrás la burocracia, la corrupción y otros vicios de las organizaciones políticas y laborales que existían para esos tiempos.


En el movimiento vanguardista denominado “movimiento de movimientos” Maneiro planteaba la constante renovación y la maximización del trabajo social sin fines políticos o intereses subterráneos, por lo que propuso una amalgama entre el liderazgo político consciente y los liderazgos sociales, en constante renovación.  Todos los que aspiraban integrar este movimiento de vanguardia debían ser dirigentes sociales verdaderos y no meros integrantes de un “aparato” partidista.

El trabajo realizado por Maneiro en el sindicato de los trabajadores de la Siderúrgica del Orinoco (SIDOR), en Ciudad Guayana y el movimiento Pro-Catia al oeste de Caracas, le imprimieron una nueva dimensión al sindicalismo, debido a su capacidad para captar masas y la vehemencia de sus  ideales. Justamente la conciencia de clase que poseía, así como el trabajo que realizó por los sectores populares y desposeídos, motivó al Gobierno venezolano tras la nacionalización de Sidor a bautizarla como la Siderúrgica del Orinoco "Alfredo Maneiro", en honor a este trabajador, intelectual y activista político que luchó incansablemente y libró varias batallas ideológicas por cambiar las formas de hacer sindicalismo en Venezuela.

Siderúrgica del Orinoco Alfredo Maneiro
Todos los Derechos Reservados ©2009 - Sidor C.A. / RIF: G200106263
  ¡Este sitio es versión HTML5 válido! ¡Este sitio es CSS versión 3 válido!